“El Viejo y el Mar.” Homenaje a Santiago.

Siempre que visitamos una página de pesca en kayak, esperamos localizar un nuevo artículo que narre la experiencia vivida por su protagonista, y nos traslade a esos momentos de sensaciones íntimas con una narración que nos inspire, nos emocione, o nos llene de admiración.

Hoy, por qué no, el protagonista será Santiago, y rendiremos un pequeño homenaje al entrañable pescador que se adentra en el mar en un pequeño bote de remos, consciente de su fragilidad. 

Porque la verdad es que leyendo el libro, te sientes identificado con muchas de las situaciones y sensaciones que experimentamos pescando a bordo de un kayak.

 

Este artículo pretende acercarnos un poco más a la mayor aventura de pesca que jamás se haya narrado. Dedicaremos unos minutos a conocer algunos detalles de esta obra maestra de la literatura, escrita por Hemingway en 1952. Un libro corto pero contundente, de obligada lectura para todo aquel que, de una u otra manera, sienta la llamada de la mar.

Con unas veintiocho mil palabras, Hemingway consigue encarnar una de las más bellas, míticas y fascinantes páginas de la literatura: el relato de un viejo pescador de la zona de Cojimar, en lucha permanente, vigorosa, tenaz para arrebatarle a la Corriente del Golfo una de sus más espléndidas criaturas, sin imaginar que con la muerte del gran pez está en el umbral de la derrota.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es la historia de Santiago, un viejo pescador cubano que después de una larga mala racha, se adentra con su bote en el mar en busca del gran Pez de su vida, y nos regala un mundo de sensaciones y recuerdos durante la lucha que pone de manifiesto su profundo respeto y amor al mar y, por supuesto, a su gran captura.

 Si hay una palabra que defina a este personaje, ésta es “coraje”. La definición de Hemingway de coraje: “Grace under pressure”. Gracia bajo presión.

 

 

“Recordó como algunos hombres temían hallarse fuera de la vista de tierra en un botecito; y en los mares de súbito mal tiempo tenían razón. Pero ahora era el tiempo de los ciclones, y cuando no hay ciclón en el tiempo de los ciclones, es el mejor tiempo del año”.

 

No, no es un relato de pesca en kayak. Pero si el bueno de Santiago fuese contemporáneo nuestro, se me antoja que sería sin duda un grandísimo pescador y compañero, que dejaría tras de sí una estela ejemplar de sabiduría en su paleo hacia el horizonte … y nos recordaría desde su kayak que la pesca de un gran pez va mucho más allá de las fotografías, del reconocimiento y de la autocomplacencia.

 

“Luego su cabeza empezó a nublarse un poco y pensó—: «¿Me llevará él a mí o lo llevaré yo a él? Si yo lo llevara a él a remolque no habría duda. Tampoco si el pez fuera en el bote ya sin ninguna dignidad.» Pero navegaban juntos, ligados costado con costado,y el viejo pensó: «Deja que él me lleve si quiere. Yo sólo soy mejor que él por mis artes y él no ha querido hacerme daño.»”

 

 

 

No perdáis la oportunidad de haceros con un ejemplar de esta novela, un libro que no debiera faltar en nuestra estantería. Por El viejo y el mar, en 1953, Hemingway recibió el Premio Pulitzer, y finalmente, en octubre de 1954, por toda su obra, el Nobel de Literatura.

En este enlace, tenéis el libro en formato pdf , en el que os recomiendo que leáis el prólogo. En él, encontramos detalles que nos acercan a la figura del escritor y de su vida, y a la procedencia del texto definitivo,  de lo que se desprende que Santiago existió en realidad.

 

 

Pero lo que me ha llevado a escribir este artículo no ha sido el hecho de haber disfrutado nuevamente del libro en en esta tediosa baja laboral que toca a su fin, si no que me ha recordado un corto animado que tuve el placer de ver en una ocasión y me impresionó, y quería compartirlo con todos vosotros.

Se trata de una versión realizada por un ruso llamado Aleksandr Petrov, tras más de dos años de trabajo. La forma de realizar el corto consiste en pintar al óleo sobre cristal unas 29.000 viñetas, dando como resultado una prodigiosa composición llena de colorido,  una verdadera obra de arte de pintura en movimiento. Podéis verlo al final del vídeo, con los títulos de crédito.

Por supuesto que este trabajo se debería visualizar en la mayor calidad posible para disfrutar plenamente de su perfección, de hecho se hicieron pases en cines IMAX en todo el mundo, incluído en España. Además ha sido la primera película IMAX premiada con un Oscar (Mejor Corto de Animación en el año 2000).

Pero mientras no tengamos ocasión de que se repita un pase en el cine o caiga en vuestras manos en DVD (podéis encontrarlo en fnac) , he encontrado esta edición en dos capítulos en youtube, con subtítulos en español y calidad aceptable.

Es una forma de acercaros este impresionante relato a los que no hayáis tenido ocasión de leer el libro todavía por falta de tiempo, cosa normal en el día a día en los tiempos que corren. Son 20 minutos que recordaréis toda la vida. Igualmente, podéis hacer que lo vean vuestros hijos. “De pronto, ante los ojos infantiles cobran vida cuadros de Gauguin, Monet, Degas, los maestros impresionistas, los naturalistas, entre otras muchas referencias que evocan los cuadros de Alexander Petrov.
Este filme estimula fuertemente el anhelo de lectura de los niños, siempre y cuando los adultos cumplan su parte.”

 

 

Aleksandr Petrov empezó en la industria del cine como director artístico. Su primer filme como director fue el cortometraje “Cow” (1989), realizado en oleo, pintando con pinceles y con sus propias manos, igual que sus posteriores trabajos. “The Dream of a Ridiculous Man” (1992) está basado en un relato de Fiódor Dostoievski (“Crimen y Castigo”-). “The Mermaid” (1997). “The Old Man and the Sea” (1999). Y la mas reciente, “My Love” (2006).

 

Un verdadero placer para vista y una bonita forma de acompañar a Santiago en su aventura. Disfrutadlo sin prisas.

 (Elegid 480p para verlo en pantalla completa)

  

 

Con anterioridad, la historia había sido llevada a la gran pantalla en dos ocasiones. La primera de ellas en 1958, en una película protagonizada por Spencer Tracy y dirigida por Fred Zinnemann, nominada al Oscar por Mejor actor, Mejor fotografía y Mejor banda sonora, consiguiendo este último galardón. 

 

La segunda ocasión, en 1990, el largometraje estuvo protagonizado por Anthony Queen y en la cinta participaron también dos de sus hijos.  Fue una versión para TV, sin tanto éxito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

—————————————————————————————

 

“El viejo había visto muchos peces grandes. Había visto muchos que pesaban más de mil libras, y había cogido dos de aquel tamaño en su vida, pero nunca solo. Ahora, solo, y fuera de la vista de tierra, estaba sujeto al más grande pez que había visto jamás, más grande que cuantos conocía de oídas, y su mano izquierda estaba todavía tan rígida como las garras convulsas de un águila.”

«Tan pronto como sea de día —pensó—, me llegaré hasta el cebo de cuarenta brazas y lo cortaré también y enlazaré los rollos de reserva. Habré perdido doscientas brazas del buen cordel catalán y los anzuelos y alambres. Eso puede ser reemplazado. Pero este pez, ¿quién lo reemplaza? Si engancho otros peces, pudiera soltarse. Me pregunto qué peces habrán sido los que acaban de picar. Pudiera ser una aguja, o un emperador o un tiburón. No llegué a tomarle el peso. Tuve que deshacerme de él demasiado pronto.»En voz alta dijo:

Me gustaría que el muchacho estuviera aquí.

«Pero el muchacho no está contigo», pensó. «No cuentas más que contigo mismo, y harías bien en llegarte hasta el último sedal, aunque sea en la oscuridad y empalmar los dos rollos de reserva»

 Son incontables las veces que durante el relato hace referencia a la soledad y a la necesidad de ayuda y apoyo, sobre todo nombrando al muchacho. La soledad en el mar es querida y ansiada por todos nosotros, pero en circunstancias difíciles sean de la índole que sean, sabemos lo que vale tener a un compañero al lado.

Es esa soledad la que le hace hablarle al pez, al pájaro e incluso a su propio cuerpo, haciendo de su mano herida su compañero de fatigas, dándole ánimos para seguir adelante. Esa soledad que hace que su toda su vida pase ante él capítulo a capítulo, mezclada con su cansancio. Esa soledad que al final le condena al fracaso.

 

Esa absoluta soledad es, probablemente, lo que hace tan GRANDE esta historia. 

 

 

  Alfreedom. Junio 2010

Alfreedom2

Comments
15 Responses to ““El Viejo y el Mar.” Homenaje a Santiago.”
  1. Xuso dice:

    Alfreedom como siempre es un placer leer tus artículos .
    Se nota que tienes mucho tiempo para leer y rebuscar por el baúl de los recuerdos. Muy interesante el enfoque que le has dado sobre la soledad y la necesidad de ayuda en el mar.
    —Me gustaría que el muchacho estuviera aquí.

    «Pero el muchacho no está contigo», pensó. «No cuentas más que contigo mismo,

    Enhorabuena
    Un saludo
    Xuso

  2. miguelmq1 dice:

    Estimado Alfredo.

    Ya te lo dije a ti. Ahora lo hago extensivo al grupo:

    No podemos dejar que este tio se cure, y vuelva a su vida normal !!!

    Tenemos que conseguir que siga deleitandonos con este tipo de trabajos y articulos, y comentarios.

    Asi pues, compañeros, todos a una…. quien lo vea paseando por la calle… que le ponga la zancadilla…. a ver si conseguimos que se tuerza el otro tobillo, y asi lo tengamos dos meses mas escribiendo articulos…..

    Un abrazo Alfredo. Y Gracias. Y que te recuperes del todo, lo antes posible. Tambien te necesitamos ya en el agua.

    Saludos, Miguel.

  3. Miguel dice:

    Estimado y recuperado Alfredo: Ese paralelismo que existe entre nuestro kayak y la barquita del viejo, nos acerca a nosotros mismos , a nuestras travesías en solitario, a veces, en grupo en la mayor de las ocasiones y siempre con el mar y la pesca de verdadero papel principal.
    Quienes, un buen día pusimos nuestra pala en el agua y nuestra ilusión en la pesca, sentimos vivir siempre que salimos el ánimo de capturar nuestro gran pez… y seguimos disfrutando aunque esto no se produzca.
    Las horas que disfrutamos en la mar, se nos hacen efímeras…y deseamos regresar lo antes posible y si puede ser más tiempo !! Honestamente siempre creí que no encontramos a la captura que deseamos; pero sin duda, nos encontramos a nosotros mismos, nuestras situaciones, nuestros proyectos, nuestras vivencias…
    Para “contrariar” a MiguelMQ, no te tuerzas más el pie, pero sigue escribiendo y acercándonos un poco más a sensaciones como las que nos transmites.
    Nos vemos en la mar; SIr Owen’s.

  4. Caballa dice:

    Extraordinario artículo que nos lleva de la mano de las imágenes de Petrov a un mundo de sensaciones difíciles de describir.
    Ya habías dejado muestras de tu capacidad literaria en Peskama con el artículo “Nacido el 4 de Julio”, pero en esta ocasión la labor de documentación, que tanto me gusta, nos ha llevado a disfrutar de una información tratada con el respeto y la maestría que requiere…
    En el caso de la novela, la habré leído unas 10 veces… pero aún así cada vez que lo hago descubro algo que en la anterior lectura no había apreciado.

    Muchas gracias Alfredo por este tributo.

    Un abrazo y buena pesca
    Arturo “Caballa”

  5. ratero dice:

    Alfredo, me ha emocionado este relato. Confieso que no he leido este libro pero estate seguro que pronto lo tendre en mi estanteria, aparte del libro tu relato paralelo no me deja indifernte. Felicidades por ello.

  6. pedropescador dice:

    muchas gracias por dejarnos leer lo q escribes alfreedom , ahora recuperate pronto y a cantar : ya me marcho de aqui, bella dama española….

  7. elsaleret dice:

    Alfredo,queremos que estes pronto en el mar con nosotros pero,no dejes tu otra aficion,tu capacidad literaria,cuando uno no puede salir a remar y se sienta a leer tus relatos siente como la brisa fresca de la mañana refresca sus brazos y los primeros rayos de sol calientan su cara.
    No he leido el libro pero tu me has adentrado en la mente de Santiago,GRACIAS.
    Un abrazo.

  8. davidcros dice:

    Felicidades por el artículo, siempre estas al pie de cañón para ofrecernos relatos y en este caso esta historia que en brebe no quiero perderme, en cuanto tenga un hueco me lo leo mas a fondo.
    Enhorabuena
    Esperamos tu recuperacion

  9. agustin v g dice:

    Alfredo , solo se me ocurren palabras de agradecimiento , leyendo este artículo he sentido sensaciones que solo las tengo cuando estoy a bordo de mi kayak , sinceramente todavía estoy emocionado por que me ha encantado , se me ha quedado la mente en blanco , no se que mas decir, un millon de gracias por el trabajo realizado.

    un saludo
    agustin v g

  10. Alfreedom dice:

    Muchísimas gracias por vuestros comentarios.

    Desde que leí por primera vez la novela, siendo todavía un chiquillo, quedé impresionado por la grandeza y humildad del personaje. Un viejo que no tiene ni donde caerse muerto, pero atesora una fortuna de experiencia y conocimiento después de una vida dedicada al mar. «Tal vez yo no debiera ser pescador —pensó—. Pero para eso he nacido.» Desde entonces, siempre he intendado acercarme a esos viejos pescadores de piel curtida por el sol y el salitre, de los pueblecitos costeros que he podido visitar, y empaparme pacientemente de sus relatos. E indudablemente, evocar la figura del viejo pescador, me trae recuerdos de mi padre.

    Cuando parecía que ya nada podía mejorar la existencia de este gran relato, descubrí la obra maestra de Petrov. Fijáos en un detalle: el artísta utilizó mayor cantidad de “cuadros” (29.000) para crear su obra, que palabras utilizara Hemingway para escribir su novela. Impresionante y bellísimo trabajo.

    A todos los que amamos la mar, nos gustaría llegar a viejos con la templanza y valentía de Santiago. Pero no sentirnos tan sólos.
    En palabras de mi cantautor preferido:

    “Si se llevasen el miedo y nos dejasen lo bailado, para enfrentar el presente
    y se llegase entrenado, y con el ánimo suficiente.
    Si después de darlo todo, en justa correspondencia, todo estuviese pagado,
    y el carné de jubilado abriese todas las puertas.
    Si se viviese entre amigos, y al menos, de vez en cuando, pasasen una pelota
    y el cansancio y la derrota no supiesen tan amargos.
    Si fuesen poniendo luces, por el camino a medida que el corazón se acobarda,
    y los ángeles de la guarda diesen señales de vida.

    Quizá llegar a viejo sería todo un progreso, un gran remate, un final con beso,
    en lugar de arrinconarlos en la historia, convertidos en fantasmas con memoria.

    Si no estuviese tan oscuro a la vuelta de la esquina, o simplemente si sólo
    entendiésemos que TODOS, llevamos un viejo encima.”

    Perdonad, pero hoy estoy especialmente sensible con el tema de los ancianos, por un problema ocurrido en un geriátrico de mi localidad.

  11. Caballa dice:

    A ver Alfredo, tu quieres que te rompamos las piernas entre todos, ¿no?

    un placer leerte, incluso tus comentarios…

    Un abrazo
    Arturo “Caballa”

  12. pescaatot dice:

    Alfredo, necesitaba un buen rato de tranquilidad para sentarme y leerme con detenimiento este fantástico artículo. Desde luego que ha valido la pena.
    Muchas gracias una vez más.
    Saludos.

  13. Juan Antonio dice:

    Me regaló este libro una antigua novia , todavía está su nombre en la contra portada , hace unos 20 años ,y lo cierto es que he perdido la cuenta de las veces que lo he leído y las que me quedan ….
    Muy buen artículo compañero , nadie lo habría mostrado mejor !
    Un saludo desde Elche de un socio de apk .

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. S98 … | s_ dice:

    […] Homenaje a Santiago […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: