Angustioso rescate en el mar.

Voy a relataros, como buenamente pueda, una angustiosa experiencia vivida junto a Paterkayak.     

Durante las fiestas de fallas, con la llegada de la primavera en la que los días se alargan, y viendo que las doradas estaban entrando, decidimos realizar la primera salida por la tarde de la temporada. Miramos las previsiones meteorológicas para el fin de semana, y el sábado 20 parecía que iba a ser el mejor día. Una media de tres-cuatro nudos, pudiendo subir hasta siete nudos a partir de las ocho de la tarde con posibilidad de lluvia, así que decidimos ir a pescar por la mañana y si el mar no empeoraba quedarnos a comer para hacer otra incursión por la tarde.     

Preparamos aparejos, comida, bebida, trastos para todo el día y sobre las siete de la mañana hacemos la primera incursión. El mar como una balsa de aceite pero con una débil niebla. Llegamos a las marcas, nos fondeamos y enseguida llega hasta nuestra posición el compañero Davidcros, que decide ir en busca de nuevas marcas para practicar jigging. Le comentamos que no se aleje mucho y llame por teléfono si necesitase ayuda, ya que se adentraba sólo y con posibilidad de que la neblina empeorara, pudiendo complicarle la salida. Seguramente sin darse cuenta, disfrutando de un mar tan espectacular y viendo que la niebla desaparecía, se adentró hasta que lo perdimos de vista. Preocupados por él, decido llamarlo y por error llamo a un compañero de Peskama. Le comento el motivo de la llamada, después de colgar vuelvo a llamar a Davidcros, y me comenta que ya venía hacia nosotros. Al cabo de un rato recibo la llamada del compañero de peskama que se había quedado preocupado, le digo que ya lo divisabamos, y quedándose mas tranquilo nos desea suerte con la pesca.     

Con la llegada de Davidcros damos por concluida la incursión matutina, un poco mas temprano de lo habitual pero apenas habíamos tenido picadas y todavía quedaba por hacer una pequeña barbacoa que había preparado. No debíamos de perder tiempo si queríamos realizar otra incursión por la tarde. Reponemos fuerzas, preparamos la artilleria y a la carga otra vez, a ver si querían entrar las doradas y a disfrutar del mar, que se encontraba espectacular. Pero en esta ocasión Pater y yo, puesto que Davidcros no se podía quedar.     

     

Otra vez en las marcas, parecía que esta  incursión de la tarde prometía, y enseguida una buena picada que acabaría soltándose. Hasta estos momentos, salvo la escasa pesca, la jornada había transcurrido con toda normalidad pero estábamos apunto de vivir una experiencia que ha cambiado mi forma de ver esta maravillosa afición que mezcla la pesca con un deporte de riesgo, haciendo que nos fundamos con el medio marino, sintiendo todos los cambios que en él se producen. Y me reitero otra vez en “deporte de riesgo”, por que durante unos interminables minutos pienso que peligraron nuestras vidas.  

Esta experiencia ha hecho que extreme la precaución respecto a las predicciones meteorológicas y las medidas de seguridad, que añadiré a las que ya tenía y me acompañarán en cada una de mis salidas. Porque he podido comprobar lo rápido que puede pasar de estar el mar espectacular, a parecer un infierno. Un infierno en el que cualquier detalle, aunque parezca insignificante, te puede ayudar a salir ileso y poder recordarlo como una mala experiencia.

 

Sobre las cinco de la tarde el mar, de repente, como si nos quisiera avisar de que deberíamos marcharnos cuanto antes. Empieza a cambiar rápidamente y empezamos a sentirnos incómodos, ante esta situación decidimos recoger. Dicho y hecho, nos ponemos rápidamente manos a la obra, plegamos cañas y aseguramos aparejos, por que la situación empeoraba por instantes.  Mientras recojo el ancla,  echo un vistazo a la costa para ver el trayecto que todavía nos esperaba, contemplando asombrado cómo una cortina blanquecina  -que hoy todavía tengo grabada en mi retina-  de una mezcla de agua y fuerte viento, avanzaba rápidamente hacia nosotros, tapando los árboles y las casas de la costa a su paso. Se lo comento a Paterkayak y en apenas unos segundos, ya  teníamos el temporal encima.     

La fuerza del viento y las rachas de aire apenas te dejaba mantener el equilibrio encima del kayak. Paterkayak, ante la situación tan complicada, intentaba darme ánimos para no dejar de remar y tener la esperanza de que lo podíamos conseguir. Pero remar hacia la costa resultaba totalmente imposible. No conseguíamos, remando con todas nuestras fuerzas, avanzar ni un solo metro. y nos arrastraba hacia los bloques de las paredes del puerto de Sagunto, con el peligro que eso suponía. En ese instante, nos dimos cuenta de que el viento nos estaba ganando el pulso. Debíamos desistir de luchar por alcanzar la costa e intentar alejarnos del peligro de los bloques que se encontraban ya a escasos metros. Suerte que estábamos al final de los bloques, por que si nos coje a mitad de camino, el fuerte viento nos hubiera empujado hacia ellos.     

Conseguimos, a duras penas y como pudimos, dar la espalda a la costa e intentamos alcanzar la bocana del puerto. Aun a favor del viento, casi no conseguíamos mantener el equilibrio, y con las fuertes ráfagas que nos enbestían, parecía que jugaba con nosotros a querer tumbarnos. Cuando llegamos a la bocana , luchando contra el viento lateral, en ese momento una fuerte ráfaga de aire me sacude, haciendo que vuelque como si de un empujón se hubiera tratado. Cuando salgo a la superficie, veo como la fuerza del viento levanta el Prowler Trident 13 con cañas y aparejos en su interior, haciéndole que ruede lateralmente por encima del agua unas cuantas vueltas, pasando por encima de mi cabeza sin apenas tocar el agua en dirección hacia la pared.     

Mi reacción fue querer coger el kayak al pasar por encima y solté el remo, un grave error que me podía haber costado caro sino fuera por que la fortuna estaba de mi lado. De repente!!, como si de un milagro se tratara, parecía que el tiempo se hubiera detenido frenando el kayak en seco. Consigo alcanzarlo y subo mas rápido que un gato a un árbol huyendo de una jauría de perros. Preguntándome qué estaba pasando, me doy cuenta de que con las prisas al recoger, me había dejado el ancla enganchada a la linea de vida y al volcar se había ido al fondo, quedando enganchada y dándome la oportunidad de poder alcanzar el kayak. Veo a Pater mirándome asombrado por que había visto atónito toda la escena. Él, haciendo muestra de su experiencia,consiguió evitar el vuelco llevando los dos pies fuera del kayak mientras remaba a favor del viento.     

Mirando de reojo la pared del puerto, que estaba a escasos veinte metros, con el subidon de adrenalina y miedo en el cuerpo, cojo el remo y como puedo desenfundo el cuchillo y corto una goma que hacia de amortiguador entre el ancla y el kayak, intentando alejarme del peligro y adentrarnos en el puerto lo antes posible.  Una pared de unos diez metros fue nuestra protectora, e hizo que pudiéramos alcanzar unas plataformas de mejillones que se encontraban a unos cuatrocientos metros. Nos agarramos a las cuerdas como pudimos y después de unos largos minutos descansando del esfuerzo y estrés vivido, valoramos la situación, estábamos atrapados. El camino de vuelta era un suicidio y salir por el puerto teníamos que recorrer unos ochocientos metros con una ventisca impresionante que había vuelto de color marrón el agua del puerto y veíamos como arreaba el mar en los contenedores que se encontraban en la dirección del viento, por lo que decidimos subirnos a una de las plataformas donde también teníamos la posibilidad de subir los kayak y esperar a que el viento amainara.     

Ya en la plataforma, el peligro había pasado pero debíamos avisar a nuestras familias de la situación en que nos encontrábamos. Llamamos a nuestras respectivas mujeres y les comentamos que no se preocuparan, estábamos bien pero no podíamos salir,  íbamos a esperar a ver si mejoraba el tiempo para poder intentarlo. Pater le pidió a su mujer que mirara las predicciones de windguru, éste marcaba entre seis y diez nudos, cosa que no correspondía ni con las predicciones anteriores ni claro está, con la fuerza del viento que estábamos viviendo.

Nuestras mujeres, preocupadas, a los 20 minutos habían llamado a Salvamento Marítimo (teléfono 900 202 202) para que se pusieran en contacto con nosotros y así lo hicieron, nos llamaron al móvil y después de informar de la situación en que nos encontrábamos, que estabamos bien en una de las plataformas de mejillones, nos dijeron que si queríamos un barco de Salvamento, tardaría alrededor de una hora. Entonces decidimos esperar una media hora a ver si calmaba, pero durante la siguiente media hora el viento y el agua seguían azotando con gran fuerza, empezaba a oscurecer y el frió ya hacía mella en nuestros cuerpos. Así que decidimos que ya lo habíamos pasado suficiente mal como para volver a correr más riesgos, y cuando volvieron a llamar les dijimos que enviaran la embarcación.
    

 

Nos preguntaron si teníamos emisora, y al responder que sí nos dieron un canal para comunicarnos. Así lo hicimos, posteriormente nos comentaron que la emisora es imprescindible no sólo para poder pedir ayuda sino que también pueden localizar nuestra posición, un dato a tener en cuenta en caso de estar derivando en el mar. Y después de una hora llegaron a nuestra posición, el barco de salvamento no podía acercarse a la plataforma y nos dieron instrucciones para que fuéramos hacia donde estaban situados.  Tiramos primero mi kayak al agua y me dirigí hacia el barco de salvamento, que a mi parecer no está preparado para subir un kayak, la prueba es que no se decidían por donde podrían subirlo a bordo, fue por un lateral y a duras penas.

 

 

Pues si la subida al barco fue dura, el desembarco fue un tanto extraño.  Llegamos a los muelles donde amarran los contenedores, arriman el barco… y  !alee!, a subir a pulso la pared del muelle. Una vez arriba, nos acercaron los kayaks entre dos y nosotros los subimos. Después nos tomaron los datos y nos quedamos allí, en medio del puerto, de noche y lloviendo a cantaros.

Lo demás os lo podéis imaginar, una peripecia para ir a por los coches, entrarlos al puerto y cargar los trastos.

 

Como ya sabíamos que Salvamento Marítimo cobra un servicio en caso de que tenga que remolcar una embarcación, nos informamos de las tarifas y por remolcar una embarcación de menos de cinco metros de eslora, la tarifa que marca en el boe es de 50 euros la hora.

http://www.boe.es/boe/dias/2007/05/25/pdfs/A22689-22691.pdf

 Al cabo de unos días, recibimos una llamada de Salvamento Marítimo comentando que teníamos que ingresar una cantidad que consideramos desproporcionada. Al pedir explicaciones, nos responden que es un rescate especial y lleva una tarifa aparte. Teníamos claro que había que pagar  el rescate, pero tubimos que negociar el precio. Y como  nunca se sabe cuando vamos a volver a necesitar sus servicios, accedimos al pago, pero se te queda una sensacion de que te han tomado el pelo.

 … _ _ _ …

  

Ya en casa, y todavía sin poder entender cómo no pudimos avanzar ni un solo metro, vuelvo a mirar el windguru y me encuentro con este panorama    

    

Windguru marcaba ráfagas de viento de 35 nudos en esa actualización. Buscando por la web sobre temas de salvamento, en una página leo este párrafo:    
4. Mantener alerta a las condiciones climáticas   Las condiciones del mar o de un lago, pueden cambiar muy rápidamente al nivel de sobrepasar nuestras habilidades. El viento, nuestro principal adversario, puede sencillamente evitar que regresemos remando. Un viento de 30 nudos ya no deja avanzar a un kayak, y un viento de 20 nudos, evita que alcancemos el kayak nadando en caso de que nos separemos de él. La niebla es también otra condición frecuente en nuestras costas y nos puede desorientar completamente haciendo que nos alejemos de nuestro destino.     

La tabla Beaufort compara las unidades de medición del viento de la siguiente manera:

 

De lo que se deduce que con viento de fuerza 2,  4/6 nudos, 7/11 km/h podemos palear sin problemas. Con fuerza 3-4 ya se nos complica la maniobrabilidad, incluso se nos puede poner difícil unido a otras circunstancias. Con fuerza 5, ya no alcanzaríamos el kayak en caso de volcar y perderlo. Y con fuerza 6/7 es imposible avanzar paleando con el viento en contra. 

Imagináos sufriendo un viento fuerza 8, 34/40 nudos, cuatro veces superior al límite de lo seguro, denominado Temporal. Y no dudo que algunas ráfagas superasen los 40 nudos, fuerza 9, de la manera que hizo volar el kayak.
Esta claro que esas dos horas fatídicas NO habían aparecido en ninguna de las previsiones anteriores, pero al menos era la explicación a nuestra aventura. La cosa finalmente acabó bien, y lo considero como un accidente que puede suceder si practicas cualquier deporte de riesgo,como si a un alpinista le sorprende un alud , pero se te queda una terrible sensación de frustración e impotencia al experimentar que el mar te va a ganar el pulso siempre que esto suceda. Lo único que podemos hacer en esa situación, es llevar unos mínimos elementos de seguridad, intentar valorar los posibles peligros para poder solventarlos de la mejor manera que se pueda y, si la situación lo requiere, solicitar ayuda.     

A raíz de esta experiencia, hago un seguimiento desde varios días antes y también le echo un vistazo justo antes de salir a las previsiones del tiempo en varias paginas que he añadido a mis favoritos:     

www.windguru.com (En esta tienes la oportunidad de suscribirte y a raíz de esta aventura me suscribí por que tener la máxima exactitud de la revisión del tiempo. Es fundamental en nuestra afición).     

www.eltiempo.es     

  www.aemet.es  

www.windfinder.com    

También estoy añadiendo algunos elementos al equipo de seguridad, éste de momento es mi equipo a falta de un cuchillo y espejo de señales que llevo en el chaleco.

 En la página de Salvamento Marítimo, también encontramos unos consejos en materia de seguridad específicos para el kayak.     

http://www.salvamentomaritimo.es/index.asp?lan=SP&menu=D8&open=4     

Otro punto importantísimo es salir siempre acompañado. En el mar, la unidad mínima es, o debería ser, 2.  Aun así, todos salimos en solitario en muchas ocasiones y no tiene por qué pasar nada, pero no quiero ni pensar en  enfrertarse a algo así en solitario, sin el apoyo moral de un compañero. Imagináos que este incidente le hubiese ocurrido a Davidcros, precisamente esa mañana, cuando se aventuró en solitario allá adentro fuera de nuestra vista …

Cuando salgamos sólos, extrememos las precauciones.

Se ha hablado ya tanto de seguridad, en fenomenales reportajes de páginas amigas, que poco queda por decir. Seamos conscientes de los riesgos potenciales a que nos exponemos. Es el primer paso para aprender a evitarlos o, si es el caso,  a enfrentarnos a ellos.

Yuntajs / Paterkayak / Alfreedom

Comments
25 Responses to “Angustioso rescate en el mar.”
  1. xuso dice:

    vaya aventura, menos mal que todo acabo bien

  2. Alfreedom dice:

    Impresionante relato. En algunos momentos hace que un escalofrío recorra la espalda.
    Sobre todo en ese momento en que el kayak voló por los aires sobre tu cabeza, con el ancla y la cuerda sueltas … podría haberte golpeado el kayak o el ancla en la cabeza, haberte enganchado con ella o enredado con las cuerdas … uff! menos mal que tu ángel de la guarda no se tomó el día libre.

    En cuanto a Salvamento Marítimo, desde aquí nuestras gracias, respeto y consideración por la loable labor que realizan. Pero en este salvamento se ven detalles que dan que pensar. Quizá es que no están acostumbrados a realizar rescates de kayaks, pero la actuacion en este caso es un poco rocambolesca.

    Artículos como éste sirven para recapacitar. Somos como una bicicleta en una autopista, muy frágiles en un entorno hostil. No se trata de coger miedo, si no de estar atento a las circunstancias y no arriesgar nunca. En vuestro caso, íbais preparados, estábais en una zona bastante segura, habíais comprobado las predicciones del tempo; aún así, el mar y el viento os dieron un zarpazo cuando menos lo esperábais.
    Lo mejor de todo es que salísteis totalmente ilesos y lo recordaréis como una experiencia más.

    Gracias a los dos por compartir esos intensos momentos.

  3. davidcros dice:

    Hola, felicidades por el articulo esta experiencia me abrio los ojos en cuanto a seguridad. Es necesario mirar hasta ultima hora antes de salir las predicciones, despues de esta esperiencia le cogi mucho respeto al mar y si no lo tengo claro no entro. Aun asi se puede dar el caso de un cambio brusco que si no vamos con el equipo adecuado podemos aparecer en Ibiza, o vete tu a saber lo que puede ocurrir. No me enrollo mas.
    Es necesario extremar las precauciones, gracias a la amplia experiencia de nuestros amigos yuntajs y paterkayak, todo se quedo en un susto pero si me hubiera pasado a mi que llegue a perder la cobertura y la costa de vista no se lo que hubiera pasado ya que solo llevaba el gps del movil como elemento de seguridad.

    Un saludo

  4. miguelmq1 dice:

    Hola a todos.

    Vaya susto!

    Pero de estas cosas, se aprende.

    El que las sufre en sus carnes, aprende rapido, y, gracias a internet, podemos quienes leemos este articulo, hacernos cargo de la situacion, y pensar que debemos llevar encima la mayor cantidad de elementos de seguridad posibles, por lo que pueda pasar.

    Quien sale simplemente a jugar con el kayak, o a pescar a 100 metros de la orilla, una o dos horas, quizas con el chaleco, el silbato, y poco mas, ya tenga suficiente.

    Para los que pasamos varias horas en el kayak, pescando, a veces algo alejados de la costa, – mejor en compañia – hay una serie de elementos de seguridad, que nunca deberian faltar en nuestros chalecos. Creo que no es suficiente con llevarlos en el kayak, hay que llevarlos encima, en el chaleco, por si en una caida, no tenemos posibilidad de recuperar el kayak, y tenemos que pasar algun tiempo en el agua esperando el rescate.

    Saludos, Miguel.

  5. Sargonauta dice:

    Bueno chicos, si escalofriante es el relato escrito, mas acojonante es cuando te lo cuentan de viva voz. La primera vez que se lo oí a Paterkajak no podía cerrar la boca imaginando lo mal que lo tuvieron que pasar. Suerte que encontraron la plataforma, de no ser así, no se si en estos momentos estariamos comentando este post. Lo que si es cierto es que el mediterráneo es un mar traicionero y hay que estar en constante alerta. Pero si acaso una de las cosas más importantes que se han comentado son las salidas por parejas. Creo que es fundamental estar acompañdo en cualquier circusntancia. Un fuerte abrazo a Yuntajs y Pater. Es que las doradas os harán perder la cabeza,,,

  6. CHACARRON_5 dice:

    Compañeros siento muxo la amarga experiencia vivida pero lo importante es que al final lo podeis contar. Esta claro que ante el mar no somos nada. Por otro lado, de las 4 paginas de meteorologia q has comentado yo frecuento 3 de ellas. Despues de mirarlas dia a dia, ayer domingo fui a mazagon en busca de la dorada, una pagina daba o km/h de vineto, otra 3-4 nudos, y la otra 18 km/h. Con que de cual te fias ??? Al final hizo un dia espectacular con suaves brisas. Acerto el windguru que tantas otras me ha fallado. Ahhh y de doradas nada, una pena ya que el dia estaba para ellas.
    Un saludo compañeros y que nadie tenga que vivir la experiencia que habeis vivido.

  7. Héctor "Polizón" dice:

    Vaya día… Recuerdo que hablamos por lo del compañero perdido y la preocupación que teniais… Como se dá la vuelta todo en un momento.
    Esto nos sirve para recordar que el mar siempre lleva las de ganar y que ante ante la duda lo mejor es ser cautos. Aprendamos de esto..
    Afortunadamente todo quedó en un un susto y seguro en uno de los peores momentos de vuestras vidas.

    Saludos.

    Héctor “Polizón”

  8. OFNI dice:

    Siento mucho la angustia que pasasteis,tuvo que ser algo tremendo, ¡me he angustiado yo leyendo el relato!.Se me han puesto los pelos de punta.
    Pensando en cuantos dias me he mosqueado por que la mar no estaba en el estado que me hubiera gustado y he tenido que volverme a casa, siempre con la duda de si el problema era mi falta valor o el estado del mar,leyendo el relato ,creo que una retirada a tiempo es una victoria y acabo de reconciliarme conmigo mismo.
    Todo quedó en un susto y esto es lo importante.
    Un abrazo compañeros.

  9. Veguiño dice:

    Gracias por compartir las buenas y las malas experiencias con todos. Indudablemente se aprende mucho más de las malas que de las buenas. Enhorabuena por vuestra sensatez y ya podéis ponerle una velita a la Mare de Deu, que se lo merece. A mí personalmente a veces me parece un poco exagerado llevar tanto equipo de seguridad, y me habéis demostrado que todo lo que lleves es poco.
    Un abrazo para todos

  10. Neococo dice:

    Vaya susto llevo unos dias que no me lo quito de la cabeza, voy a intentar no alejarme mucho de costa, pero es como una adicción, cada día un poquito más, y sobre todo por las tardes te puedes llevar un buen susto.

    Menos mal que lo habeis podido contar, gracias

  11. elsaleret dice:

    No puedo ni imajinar la cara que llevariais los dos,unos tipos siempre alegres y divertidos en una situacion asi,no hos conocerian las señoras.
    Felicidades por saber mantener los nevios en su sitio.

  12. pedropescador dice:

    macho se me ponen los pelos de punta al leer el relato, me alegro q solo quedara en un susto. nos vemos en la casba , si nos dejan ja ja..

  13. yuntajs dice:

    Muchas gracias compañeros por vuestras palabras de animo y por hacer que me sienta arropado hasta fuera del agua,suerte que todo quedo en una mala experiencia en la que pones al limite cuerpo y mente para salir de ella.Después de semejante mal trago uno se para a pensar en todas las imprudencias cometidas en sus salidas y sobre todo cuando nos iniciamos en esta modalidad, sin experiencia, sin elementos de seguridad, sin conocer apenas compañeros para salir acompañado por eso doy gracias por que no me sucediera en esas circunstancias.

    Un fuerte abrazo.

    YUNTAJS

  14. Caballa dice:

    El mar que nos mece suavemente, que nos lleva derivando sobre nuestras preciosas marcas, que nos conduce, nos acompaña, a veces, nos sorprende con una furia que se desata en un momento y que nos lleva hasta situaciones tan extremas como las vividas por nuestros compañeros.

    Ciertamente una experiencia de la que se aprende y mucho, no solo quienes la han vivido en persona, ni quienes han escuchado de viva voz todo lo acontecido, sino también todos aquellos que de alguna forma están empezando en este apasionante mundo de la pesca en kayak y que necesariamente deben aprender una de las premisas más importantes en la mar, la unidad es dos.

    Gracias a Dios y a la experiencia de Paterkayak y Yuntajs, sanos y salvos pudieron contar una historia de la que aprenderemos todos. Por su valor y por su forma de contarlo hay que darles gracias, y por supuesto que deben sentirse arropados, pero la próxima siempre con un contacto en tierra, porque en estos casos tener una persona fuera del agua puede suponer que el rescate esté mejor organizado y llevado a cabo de una forma mucho más eficiente, por conocer la zona, las embarcaciones y la posición desde la que por última vez pudo establecer contacto con los pescadores.

    De los elementos de seguridad nunca se hablará lo suficiente, pero lo cierto es que algunos deben necesariamente estar guardado en nuestro chaleco, porque, en el caso de caer al agua, siempre lo llevaremos con nosotros, y en el caso de perder contacto, por las corrientes, con nuestra embarcación, podremos utilizar ya sea la radio o el móvil para dar aviso de la situación.

    Un fuerte abrazo a los dos.
    Arturo “Caballa”

  15. Bichero dice:

    Escalofriante relato. Muchas veces lo leemos y pensamos : “ami esto no me pasa´´ y hay es donde empiezan los problemas.
    Me alegro de que al final la perdida solo fuera economica, que al fin y al cabo es lo menos importante.
    1salu2

  16. Uff todavia tengo los pelos como escarpias de leer el relato, la verdad que de buena os librasteis, espero que eso no haga perder la ilusión. Me alegro de veras que hayais salido con buen pie del suceso. Uffff, no se que mas decir, a pesar de no conoceros mas que en ambiente de Internet me alegro de veras que todo haya salido bien. Un saludo.

    PD: La radio no dio parte del temporal que se aproximaba?

  17. raspacejo dice:

    El relato impresionante. Siento que tuvierais que vivir una experiencia así, muchas veces las situaciones se nos van de las manos, unas por estupidez y otras por causas ajenas a nosotros, esta vez menos mal que fue por la segunda, porque si encima teneis la sensación de haberlo podido evitar es todavía peor. En cierta ocasión viví en mis propias carnes una sensación parecida, la de abandono en medio del mar, afortunadamente, también pude escapar sano y salvo. Espero que nunca tengamos que volver a leer otra historia como esta. Mis ánimos para los dos.
    Un saludo.
    “Raspacejo”

  18. carlos Sate dice:

    Impresinante relato que me pone los pelos de punta,soy de una zona muy ventosa (en esta epoca sobre todo) y las ganas de salir despues de varias semanas en dique seco, dan pie a alguna imprudencia. Gracias a dios que salio todo bien y persivo en el relato que los actores no son presisamente unos novatos. Algo de menor escala nos ocurrio el otro dia y la opcion que teniamos era salir por un puerto que estaba a varios kilometros de los coches,luego era coger un taxi para ir a buscar un coche ,luego el otro etc. etc..Conclusion ponga en su cajita de seguridad 20 euritos por si las moscas jajajj Un saludo compañeros

  19. luis maroto figueroa dice:

    Muy buen relato. Gracias. Nunca está de mas algún recordatorio para ser prudentes.
    Creo que casi todos hemos tenido aventuras con el kayak, mayores y menores. La vuestra es de las mayores, una experiencia de esas que no se olvidan. !Vaya subidón de adrenalina!
    Yo he sufrido vuelcos y revolcones serios, sin mas consecuencias de perder los arreos de pesca (soy pierdetodo, pero ya menos) Saludos remeros de culo mojao.

  20. MDQ-Team dice:

    Quiero por este medio agradecerles el permitirnos subir esta nota a nuestro sitio realmente habla de la gentileza de ustedes nuestros nuevos amigos españoles. Desde ya estamos a sus ordenes para compartir informaciones de pesca y desde ya ojala algún día nos encontremos pescando juntos.
    Un abrazo desde Argentina. Y muy buena la página. La nota la subimos en http://mdqteam.mforos.com/1431940/9482182-angustioso-rescate-en-el-mar/ con el link al sitio como corresponde.
    Un abrazo a la distancia

    Sebastian

  21. PuntaCarnero dice:

    Hola siento mucho el mal rato vivido y me alegro de que todo acabase en un susto, solo queria comentar una cosita y es que yo no se en vuestra zona, pero aqui en la zona de Algeciras el Wind Guru no es muy de fiar, las predicciones son a la baja en cuanto a fuerza del viento; La web de ElTiempo.es o la de Aemet son mucho mas acertadas; el WindGuru mas o menos suele dar 10km/h menos de lo real, es decir que cuando da 10km/h es facil encontrarse con 20km/h con lo que muchos dias en teoria buenos, no son realmente tan optimos para nuestra disciplina.

    De todas formas lo vuestro, mas que un pequeño error de prediccion, fue una gran desdicha pues esos vientos fortisimos no aparecian en la primera prediccion, y os hizo meter, sin saberlo, en “la boca del lobo”, siento que pasaseis ese mal trago, y gracias por compartirlo, para que los demas aprendamos que con el mar toda precaucion es poca.

    A mi hace poco me paso algo similar aunque a menos nivel, un dia que el viento marcado era de 11 km/h, el mar se comporto fuera de prediccion, y tras unos 10 minutos de una extraña calma chicha entro repentinamiente un viento racheado de unos 25-30 km/h que levanto olas de mas de un metro en menos de 5 minutos, sali por patas, y tuve la suerte de no volcar pues las olas me venian de popa y en diagonal y me era dificil controlar el kayak (el timon me ayudo mucho).
    Pase miedo, pues ademas iba solo y estaba a casi una milla de tierra, con lo que lo vuestro debio ser terrible; espero que la suerte nos acompañe a todos en las proximas salidas; xao

    • Alfreedom dice:

      Gracias por tu comentario compañero. Tienes mucha razón en cuanto a las predicciones, lo mejor es consultar varias fuertes y sacar conclusiones. Y ante la duda mejor quedarse en tierra, sobre todo cuando salimos en solitario.
      Por otra parte este año está siendo fatal en nuestra zona con viento fuerte de poniente (el peor por aquí) desde hace casi un mes de forma casi ininterrumpida. A ver ahora que parece que ya calma…
      Saludos!

  22. Antonio dice:

    vaya tio por 50 miserables euros te quejas de que te salven la vida, hay te tenias que haber quedao por tacaño.

    • Zorin dice:

      Vaya por delante que no conozco de nada a las personas que han publicado esta entrada y por tanto me considero imparcial. Respondiendo a Antonio sobre su último comentario en mi opinión no se ha quejado nadie de un pago de 50 € sino de que en la minuta tras el rescate les quisieran pasar unas tasas diferentes y que no estaban claras (es lo que he entendido yo al leer el post).

      En cualquier caso, volviendo al meollo del mensaje, interesante historia, buena lección para todos y gracias por compartirla.

  23. Moncho dice:

    Es totalmente normal lo que os pasó. Quiero dejar claro que esta situación se produjo por no mirar bien el parte meteorológico. El mar no se pone malo pq si. Habéis sido victimas de un sistema local o puede que de mesoescala. Windguru no predice fenómenos tormentosos locales. Un día con riesgo de tormentas Windguru puede dar vientos flojos. Hay mapas que pronostican el riesgo de tormentas, hay que mirarlos, windgurú no es suficiente. También hay que aprender a reconocer los sistemas nubosos. Una tormenta de estas características normalmente es visible a muchos km de distancia y se reconoce perfectamente. No fue solo mala suerte. Hubo imprudencia ahí. Espero que desde entonces ya sepáis estas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: